5 trucos para ahorrar en tu factura de luz

En octubre de 2017, la app y página web Ofertia divulgó un estudio con más de 700 entrevistados en España en el que sostienen que, aproximadamente, el recibo de luz mensual de un hogar español es de 67,63€. Esta factura promedio es equivalente al 9% del salario mínimo interprofesional.

Por esto cada día es más común que las familias se organicen para hacer un consumo más racional de la energía eléctrica y así poder ahorrar en su factura mensual.

Conoce el consumo de cada artículo

Para poder ahorrar en la factura de luz, es clave conocer el consumo promedio de los aparatos eléctricos que se tienen en casa. Para ello, se puede revisar el manual del fabricante, sus etiquetas o hacer una sencilla búsqueda en Internet.

En España, aproximadamente el 47% del consumo de energía se concentra en la calefacción, 19% corresponde a los electrodomésticos, la cocina consume un 7%, la iluminación contribuye con 4% y los aparatos en stand by aproximadamente 2,3%.

5 consejos para reducir el consumo de electricidad

En casa y hasta en la oficina hay sencillas y rápidas acciones que pueden tomarse para ver un efecto de rebaja en la factura de electricidad, tan solo es cuestión de ponerlas en práctica de forma conjunta y lo antes posible.

Una recomendación general es revisar las tarifas y planes de consumo eléctrico que más te favorezcan. Se calcula que hay centenas de ofertas para escoger entre planes y tarifas; analiza el consumo de tu hogar y selecciona la mejor.

En el mercado hay varias páginas web y app que tienen un comparador online para asesorar sobre tarifas eléctricas. Algunos consejos generales que pueden aplicarse son los siguientes:

1-   Revisa la iluminación

  • Reemplaza las bombillas tradicionales, halógenos, por las de bajo consumo o LED. Si bien esta tecnología de iluminación es más cara que la tradicional, antes de tener que cambiarlas porque se quemaron ya se habrá amortizado su coste, pues su vida útil oscila entre 8.000 y 10.000 horas.
  • Aprovecha la luz natural durante el día. Abrir cortinas y ventanas permitirá la entrada de luz solar.
  • Apaga las luces y crea conciencia a tu familia para que lo haga. Es una cuestión de sembrar conciencia y hacerse el hábito de apagar todas las lámparas que no se estén usando. Analiza también qué lámparas son realmente necesarias y cuáles no; en algunos casos la luz equivale al 20% del consumo de energía doméstica, así que se verá de inmediato el efecto del ahorro en la factura.

2-   Ahorra agua

  • Haz duchas efectivas. Trata de pasar menos de 10 minutos bañándote con agua caliente, para que veas una reducción en la factura anual.
  • Usa más agua fría. Los detergentes actuales tienen la capacidad de quitar la suciedad al trabajar en bajas temperaturas, así que programa la lavadora para que lave con agua fría. También regula el calentador de agua: con 40 °C es suficiente.

 

3-   Ajusta la temperatura

  • Ajusta el termostato para tener una temperatura de confort. Se estima que la calefacción entre 19 y 21 °C es una temperatura agradable, y el aire acondicionado puede programarse entre 23 y 25 °C.
  • Coloca cortinas y alfombras. Ambos elementos decorativos serán de utilidad en invierno para eliminar los puntos fríos y ahorrar hasta 25% en la factura de calefacción. En verano, las cortinas impedirán el paso de sol directo y, por ende, se necesitará menos esfuerzo del aire acondicionado para enfriar las estancias.

4-   Cuida tus electrodomésticos

  • Reemplaza los electrodomésticos por unos más eficientes. En el momento de tener que comprar un nuevo electrodoméstico, revisa su calificación energética, de tal forma que adquieras los que mínimo tienen A o A+. Inicialmente son más caros, pero el ahorro se verá desde el primer día.
  • Apaga los aparatos en stand by. Todos los electrodomésticos que no se están utilizando y se quedan en modo stand by son pequeños vampiros de energía, cuyo efecto se verá en la factura.
  • Revísalos con frecuencia y haz el mantenimiento que necesiten. Esto alargará su vida útil y evitará que tengan que hacer un sobreesfuerzo para cumplir con su función, lo que se traduce en mayor consumo.

5-    Haz reforma

  • Mejora el aislamiento del hogar. Colocar material aislante en las tuberías de agua caliente evitará que se pierda hasta 10% del calor.
  • Sustituye las instalaciones viejas. Haz las adecuaciones acordes a la tecnología vigente y las condiciones climáticas de tu ciudad.
  • Cambia las ventanas. Con un material adecuado se evitará fuga de frío o calor, pues suelen ser el punto débil del cerramiento.

Como ves, reducir el gasto en tu factura de la luz resulta algo sencillo. Consigue ahorrar en tu factura energética implementando, tan solo algunos pequeños cambios. De este modo, notarás el ahorro tanto eléctrico como económico, de forma prácticamente inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por visitar Save Energy, este sitio web necesita cookies para su mejor funcionamiento.