Usos de la energía solar

La energía solar no sólo tiene usos prácticos mediante los cuales podemos calentar casas o hacer funcionar máquinas. En realidad, todas las energías renovables, excepto la geotérmica, requieren de la fuerza del Sol.

Podría decirse que la energía solar es una de las más limpias de las que utilizamos hoy en día, puesto que no produce ruido ni contaminación, además de que tiene, como ya hemos visto, una larga (por no decir inagotable) vida. Sin embargo, también tiene alguna desventaja, y es que está sometida a constantes fluctuaciones: cuando más la necesitamos, es decir, en invierno, es cuando menos puede darnos, puesto que la radiación del Sol es menor. Asimismo, también depende, por supuesto, de la situación geográfica, por lo que no todos los países, ni siquiera todas las ciudades, pueden disfrutar de ella con la misma facilidad que el nuestro. Además, y a pesar de los avances, la tecnología para su aprovechamiento todavía es cara para el consumidor.

En cualquier caso, el Sol es una energía que necesitamos para el funcionamiento de todos los seres vivos de nuestro planeta, al menos, de momento, por lo que no podemos dejar que se apague.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por visitar Save Energy, este sitio web necesita cookies para su mejor funcionamiento.