Ahorro de luz en el hogar

El ahorro es importante para muchos hogares, pero dar con los hábitos que nos permitirán ahorrar energía en casa no siempre es fácil. Acostumbrarse a realizar determinadas tareas a diario, puede ser complicado al principio.

1. Aprovecha la luz natural

Una de las formas de ahorrar energía en casa es aprovechar las bondades de la naturaleza. La luz solar es una de ellas, especialmente en España que es territorio muy soleado.

2. Apaga luces

En el caso de que tengas que encender las luces, acuérdate de apagarlas cuando ya no estés en esta estancia de la vivienda. Y sobre todo, acuérdate de apagarlas todas antes de salir de casa.

Aunque tengas luz LED y consuman muy poco, si siempre las dejas encendidas durante horas acabarás pagando de más en tu factura de la luz sin necesidad.

3. Consume en horas valle

Aprovecha al maximo tu tarifa de discriminacion horariaSi todavía no tienes una, es muy probable que te interese contratar una.

Una forma de conseguir un mayor ahorro de energía en casa es aprovechando las horas Valle para cocinar o hacer tareas:

  • Lavadora: Pon las lavadoras por la mañana y aprovecha el periodo Valle.
  • Plancha: Deja las prendas que necesitan menos planchado para el final y plánchalas con el calor residual tras desconectar el aparato.
  • Horno: Consume mucho, por lo que si vas a cocinar algo en el horno, aprovecha y hornea más de un plato.
  • Lavavajillas: Ponlo por las noches mientras duermes, aprovecharás la energía más barata.
  • 4. Tapa las sartenes y ollas al cocinar

    Aunque te parezca una tontería, gran parte del calor que se genera al cocinar se escapa si no utilizamos una tapa. No solo tardarás más en calentar la sartén o poner a hervir el agua, sino que además consumirás más energía (si tienes vitrocerámica ésta tendrá que trabajar más y consumirá más energía).

    5. Aprovecha el calor residual del horno y vitro

    Tanto el horno como vitrocerámica no pierden el calor de forma inmediata cuando los apagas. Y puedes aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estás cocinando.

    Si estás asando un pollo en el horno, apágalo 5 o 10 minutos antes y deja que termine de dorarse con el calor residual del horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por visitar Save Energy, este sitio web necesita cookies para su mejor funcionamiento.